Clavijas de engranajes: ¿Por qué no todos las usan?

Inicio » Instrumentos » Clavijas de engranajes: ¿Por qué no todos las usan?

Chuck Herin se puso en marcha cuando vio cómo los contrabajistas podían afinar fácilmente sus instrumentos antes de una actuación.

Parecía una solución más conveniente que los modelos de fricción de madera de su violonchelo.

Herin comenzó a preguntarse si el diseño del engranaje helicoidal del contrabajo podría transferirse a otros instrumentos. Si es posible, los músicos podrían afinar sus cuerdas con menos esfuerzo y mayor precisión.

Los violines, violonchelos y violas dependen de la fricción del clavijero para mantener las cuerdas al unísono. Por lo tanto, son un poco difíciles de manejar cuando es necesario realizar ajustes.

Herin no fue el primero en tener esta idea. En la década de 1970, Caspari creó algo similar que rápidamente ganó y cayó en popularidad.

Si los racks ofrecen comodidad, ¿por qué la industria está abandonando la idea tan rápidamente?

Clavijas de engranajes: ¿Por qué no todos las usan?

El problema con las vértebras de los dientes para la mayoría de los instrumentos de cuerda involucra la carcasa exterior. Dado que la mayoría de ellos están hechos de aluminio o plástico, los fabricantes de violines no pueden cambiarlos si es necesario ajustar el instrumento. Por lo tanto, suelen utilizar músicos con movilidad o fuerza limitadas.

Si bien las clavijas de fricción de madera parecen tecnología de la vieja escuela, realmente son una excelente manera de mantener afinado un instrumento.

Se necesita un trabajo adicional para hacer los ajustes de las cuerdas, pero ese problema es un pequeño precio a pagar por los beneficios que vienen con este diseño tradicional.

Cuando Caspari probó los vórtices de engranajes en la década de 1970, los instrumentos tuvieron que estar montados permanentemente en la caja de vórtices.

Si el músico tocaba su violín, violonchelo o viola, los productos eventualmente se desgastarían.

Esto significó que a medida que el instrumento envejecía, las vértebras se volvían propensas a deslizarse.

La única forma de solucionar el problema era instalar los pasadores de fricción ordinarios, lo que significaba una gran factura de reconstrucción para el propietario.

Herin espera cambiar ese enfoque con su empresa llamada Pegheds.

Su idea de usar vértebras dentales ayudaría a los músicos de edad avanzada, a las personas con deficiencias en la fuerza y ​​a las personas con discapacidades a explorar el mundo de la música con menos dificultad.

Otras empresas también fabrican conmutadores giratorios para instrumentos, incluidas marcas como Knilling y Wittner.

¿Cómo se ve hoy el interior de una clavija de engranajes?

Si observa un vórtice de engranajes estándar hoy, encontrará una carcasa exterior hecha de aluminio o plástico. Algunos modelos están equipados con un mango de madera (mango) que se suma a una estética visual más tradicional.

Los engranajes pueden tirar de las cuerdas del instrumento en una proporción de 17: 2 o 4: 1. Depende del modelo y de cuánto control necesite el músico a la hora de afinar su instrumento.

Si la instalación tiene éxito, los músicos tienen más control sobre su afinación de lo que es posible con un vórtice tradicional basado en fricción.

¿Por qué es la mejor solución para algunos músicos? Cuando necesita afinar el instrumento, está haciendo más que simplemente girar una clavija.

También tira y empuja, a veces con mucha fuerza. La muñeca humana no está diseñada para este movimiento, lo que aumenta el riesgo de lesiones.

Para los músicos mayores, el riesgo de lesiones durante la sintonización puede superar los beneficios de la reproducción activa de música.

Tan pronto como entre en la carcasa exterior, verá engranajes trabajando en el mango que hace girar el mecanismo de afinación.

Es un proceso similar al pedaleo asistido en una bicicleta moderna. Pones presión, pero son los mecánicos los que hacen el trabajo de ajuste.

Es más como girar una perilla que intentar completar el proceso de votación. Si puede subir el volumen de su radio, puede tocar el violín equipado con clavijas dentadas.

¿Cuáles son los beneficios de utilizar un vórtice de engranajes?

Cuando piensa en el efecto físico alterado que las vértebras dentales pueden traer a un instrumento, aquí están los diversos beneficios asociados con esta inversión.

Precisión mejorada:● Gracias a la acción modificada de las vértebras de los dientes, se pueden colocar de manera mucho más conveniente para una reproducción de sonido precisa.
● Reduce la presión en la muñeca para garantizar que el músico pueda personalizar fácilmente su instrumento.
Resistencia a la humedad:● Las vértebras dentales están hechas de plástico o metal de alta calidad, lo que significa que los músicos no tienen que preocuparse por su entorno al afinar un instrumento.
● Estos productos son fundamentalmente inmunes a los cambios de temperatura y humedad.
Reducción de costo:● Aunque las clavijas de dientes cuestan más que la selección estándar, los músicos no tienen que visitar a su luthier cada vez que cambian las estaciones porque su instrumento está atascado.
● Cuando se analiza el costo de por vida del mantenimiento del instrumento, los ahorros pueden ser significativos.
Cambios de ajuste importantes:● Cuando usa un vórtice de engranajes, tiene una acción predecible en el clavijero.
● Esto significa que puede reducir fácilmente el tono en un factor de 4 u 8,5 con poco esfuerzo.
● Esta opción permite una variedad adicional de opciones de ejecución que los músicos tienen hoy.
Apariencia tradicional:● Aunque las clavijas están hechas de materiales modernos, la artesanía las hace parte del instrumento original.
● Cuando estos elementos se instalan correctamente, la mayoría de las versiones se verán como el diseño tradicional que los músicos han disfrutado durante siglos.

¿Existen desventajas en el uso de clavijas de engranajes?

Si tiene vértebras dentales en su instrumento, es posible que encontrar un fabricante de violines no sea una tarea fácil.

Si bien la tecnología ofrece varias ventajas, existe una tendencia en la industria a rechazar una solución moderna a un problema tradicional.

Este enfoque como fabricante de guitarras tiene cierta justificación. Cuando es necesario ajustar un instrumento, solo se necesitan unos pocos cambios en un pasador de fricción de madera para lograr el resultado deseado.

Si un vórtice de engranajes deja de funcionar, el luthier puede necesitar un título en ingeniería para descubrir cómo solucionar el problema.

Si el tamaño es un problema con un vórtice de engranajes, no hay tanta flexibilidad para cortar un poco la longitud y obtener un resultado preferido.

Las modificaciones de metal o plástico podrían ir más allá de lo que tendría que hacer un luthier con el instrumento.

También hay que considerar el factor de lealtad. Los músicos de cuerda, los fabricantes de violines y quienes trabajan en este mundo a menudo se apegan a lo que saben.

Debido a esto, han estado usando las mismas marcas y colofonia durante décadas, incluso cuando salen nuevos artículos que pueden funcionar mejor.

Si su luthier local es alguien que busca hacer un clon perfecto de instrumentos tradicionales italianos, será reacio a aceptar la idea de usar clavijas de dientes.

Los fabricantes de violines también señalan que las clavijas de dientes se suministran con dimensiones específicas. Se suministran en juegos con el diámetro respectivo que se requiere para un instrumento.

Eso significa que la empresa tiene una gran cantidad de inventario adicional para mantener u ordenar cuando sea necesario, y ambas situaciones crearían problemas potenciales de servicio al cliente.

¿Podrían las clavijas de engranajes reducir el daño al clavijero?

Una de las dudas que tienen algunos músicos antes de cambiar a vórtices con engranajes es el riesgo de atravesar los orificios de los vórtices.

Si bien la perspectiva de un cambio de instrumento a través de esta metodología es suficiente para que cualquiera pueda hacer una pausa, la realidad es que las tomas de clavija son una tarea común para los luthiers.

Algunas estimaciones sugieren que solo el 2% de los instrumentos Stradivarius no tenían al menos uno de ellos.

Además, recuerde que cualquier reparación a un clavijero que se complete cuando se realiza correctamente no se considera considerado perjudicial. Las clavijas dentadas incluso podrían evitar problemas en esta área con el tiempo.

La ventaja de las clavijas de cambio radica en la madera de la variante tradicional.

La mayoría de las clavijas de madera más antiguas estaban talladas en ébano, palo de rosa o boj.

Estas especies tienen una densidad más alta que el arce utilizado para el clavijero. Con el tiempo, los dos tipos de madera se desgastan juntos hasta que es necesario reparar el clavijero.

Este problema prácticamente desaparece si usa aluminio o plástico con un pasador de engranaje.

¿Dónde fracasa el argumento del fabricante de violines contra las clavijas de engranajes?

Si bien el argumento que hacen algunos luthiers sobre los diarios de equipo y el inventario parece legítimo, se queda en nada cuando se mira cómo está estructurada la industria hoy en día.

La mayoría de los luthiers no hacen sus clavijas a mano. Sus talleres a menudo carecen de torno, lo que significa que ya están lidiando con problemas de inventario creando o reparando instrumentos.

Por lo general, obtienen estas piezas de proveedores de válvulas especializados.

¿Cuál es la diferencia entre pedir una espiga de madera o un engranaje? ¿Aluminio al lado de las preferencias personales?

Encontrará algunos clientes que creen que las clavijas del instrumento juegan un papel importante en el sonido del instrumento, pero la mayoría de los músicos no notan ninguna diferencia.

En todo caso, el costo de los pasadores de engranajes es un problema. Cuando empiezas a tocar el violín, el precio medio del instrumento es de unos 200 dólares.

Agregar pines de engranaje a la conversación puede costar hasta $ 300.

Si tiene un verdadero violín para principiantes hecho de materiales comercializados en masa, las clavijas de dientes pueden costar tanto como el instrumento.

Por esta razón, no tiene sentido usar clavijas de cambio en todas las situaciones.

Esta tecnología funciona mejor en instrumentos de nivel intermedio o en instrumentos diseñados para expertos cuando el músico está lidiando con problemas de muñeca, fuerza o movilidad.

Las mejores vértebras dentales para usar en instrumentos hoy

Si está interesado en utilizar vértebras dentales en su instrumento, debe saber que solo unas pocas marcas venden este producto. ¡Encontrar inventario disponible en línea es aún más raro!

Por lo tanto, debe coordinar con su fabricante de violines (si no está haciendo el trabajo usted mismo) para ordenar estas vértebras dentales.

Clavijas de diente de palisandro Wittner● Si prefiere una clavija de aspecto natural para su instrumento, el hermoso color palo de rosa de este diseño de engranaje quedará genial en su violín.
● Después de la instalación, el producto no se mueve en la caja de clavijas, lo que reduce significativamente el desgaste del instrumento.
● Esta opción viene con un cono de 1:30, 6 mm u 8 mm en el anillo y funciona para un violín de 3/4 o 4/4.
Clavijas de engranaje planetario Knilling Perfection● Si toca el violonchelo, apreciará los beneficios de estas clavijas.
● Ofrecen una precisión mejorada y se mantienen en su posición preferida hasta que se mueven manualmente.
● Esto lo convierte en un producto virtualmente libre de mantenimiento y elimina los riesgos potenciales asociados con el uso de un sintonizador fino en el cordal.
● El diseño está disponible en tamaños de 13 mm, 14 mm y 15 mm para mayor comodidad.
Trinquetes Wittner ZW 917● Estas clavijas de dientes funcionan con violines 3/4 y 4/4. El diámetro del anillo es de 7,8 mm para su luthier, y cada uno está hecho de metal ligero y materiales compuestos.
● Si son demasiado delgados, puede suavizar los bordes recortados con papel de lija para que se ajusten mejor.
● No parece natural, pero obtiene la comodidad que desea con una instalación asequible.

Cuando un estudiante está aprendiendo a tocar el violín u otro instrumento de cuerda, las clavijas de dientes son una solución adecuada que facilitan mucho la afinación.

Aparte del músico, ya nadie tiene que ajustar el instrumento.

Conclusión: ¿son buenas las clavijas de engranajes?

Para ser honesto, soy más tradicionalista. Aunque veo las ventajas de girar los engranajes, el valor reside en las cualidades tonales de un instrumento de diseño clásico.

Si tuviera un Stradivarius auténtico, la idea de usar esta tecnología sería casi como una blasfemia.

Eso no significa que los diarios de engranajes no desempeñen un papel en nuestra industria. Si toca el violín, el violonchelo o la viola, hay algunos beneficios importantes posibles con esta inversión.

Es especialmente beneficioso para los estudiantes más jóvenes que desean comenzar a tocar estos instrumentos de cuerda.

Puedo decir con seguridad que esta tecnología facilita mucho la afinación de su instrumento. Esta ventaja le brinda más opciones de juego, por lo que vale la pena considerarla.

Debe verificar si un luthier local puede trabajar con su instrumento si cambia a vórtices de engranajes antes de invertir en ellos.

Una vez que supere ese obstáculo, depende de usted decidir si le gusta o no.

¡Si te ha gustado no dudes en compartirlo!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad